Fragmentos

  • Sin Buda no podría ser cristiano

    Paul F. Knitter Sin Buda no podría ser cristiano

    Traducción de Martha Cecilia Vesga de Olsson, Albert Moliner y Carla Ros

    ¿Es posible abrazar a un tiempo el cristianismo y el budismo sin que el resultado sea un híbrido informe? La indagación espiritual ¿puede beneficiarse al mismo tiempo de las enseñanzas de Jesucristo y de Buda? ¿O hay que entender los mensajes de los distintos líderes religiosos como mutuamente excluyentes?

    Sin Buda no podría ser cristiano se enfrenta a estas cuestiones con el máximo rigor, pero al mismo tiempo con el aval de la propia experiencia vital. Knitter se enfrenta a los postulados del cristianismo y el budismo con auténtica sed de renovación y de mutua interfecundación.

  • Dios sin Dios

    José Cobo y Javier Melloni Dios sin Dios

    Una confrontación

    Prólogo de Alexis Bueno

    ¿Dios, hoy, aún? ¿Tiene sentido? ¿Es necesario? ¿Por qué reabrir un debate que la Modernidad parece haber clausurado? ¿Cuál es el camino que hoy puede acercar a los hombres al fundamento misterioso de la realidad que algunos llaman Dios? ¿Es posible experimentar a Dios?

  • ¿Humanos o posthumanos?

    ¿Humanos o posthumanos?

    Singularidad tecnológica y mejoramiento humano

    Coordinación de Albert Cortina y Miquel-Àngel Serra. Con 24 fotografías de David Molina

    ¿Estamos dispuestos a aceptar una especie humana mejorada tecnológicamente a partir de la transformación radical de sus condiciones naturales? ¿Se está produciendo ya la singularidad tecnológica que dará lugar a un salto evolutivo irreversible del género humano hacia el posthumano? ¿Qué papel desempeñan la conciencia, la ética y la democracia para controlar los abusos en este proceso?

  • La lectura como plegaria

    Joan-Carles Mèlich La lectura como plegaria

    Fragmentos filosóficos I

    El filósofo Joan-Carles Mèlich reúne en este libro un total de 262 «fragmentos filosóficos» procedentes de sus cuadernos de notas. Se trata de una reflexión sobre la lectura, la escritura, la distinción entre moral y ética, el sentido, Dios, el infierno, la compasión, la intimidad, la finitud, el deseo, el perdón, las víctimas, la muerte..., en un género que rehúye las categorías y opta por las escenas, las imágenes, las metáforas. Mèlich nos ofrece, en definitiva, «un pensamiento fragmentario, abierto, no sistemático, contrario a la lógica metafísica».

  • El cerebro espiritual

    Francisco J. Rubia El cerebro espiritual

    Existen en el cerebro estructuras que, cuando son estimuladas, son capaces de generar experiencias espirituales, místicas, religiosas, numinosas o de trascendencia. No existe religión sin espiritualidad, pero sí espiritualidad sin religión. El origen de la espiritualidad en el ser humano hay que buscarlo en los estados alterados de consciencia que se producen durante el éxtasis o trance. Estos estados alterados de consciencia se alcanzan de manera espontánea, utilizando ciertas técnicas o ingiriendo sustancias llamadas alucinógenas o enteógenas. No son estados patológicos, sino una posibilidad más de expresión de estructuras cerebrales.

  • Panikkar

    Maciej Bielawski Panikkar

    Una biografía

    Traducción de Jordi Pigem

    Se llamaba Raimon Panikkar (Barcelona 1918 - Tavertet 2010). Erudito excelso, viajero infatigable, interlocutor fascinante, oficiante extático, escritor fecundo que iba más allá de la escritura y hablaba del silencio de la palabra. Siempre sereno y sonriente, fresco y lúcido hasta el final. Hombre bello y encantador, ligero y robusto, delicado y resistente. La leyenda es una mirada lejana, y aquí residen la fuerza, la belleza, la fascinación y la seducción que la impregnan. Panikkar se presentaba y era visto de este modo. Era un meteoro, un cometa, un relámpago. Siempre venía de lejos y luego desaparecía.

  • Conversaciones con el biblista Josep Rius-Camps

    Ignasi Moreta Conversaciones con el biblista Josep Rius-Camps

    Brillantez intelectual, profundidad espiritual, riqueza discursiva, calidez humana, libertad interior, son algunos de los rasgos que permiten caracterizar, por simple aproximación, un carisma imposible de explicar con palabras: el del teólogo y biblista Josep Rius-Camps. Erudito apasionado, destaca por la originalidad y la osadía de sus aportaciones en los ámbitos bíblico y patrístico. En este libro, Josep Rius-Camps explica no solamente los resultados de sus investigaciones, sino la manera como los ha logrado. Encontramos también el relato de una vida nada convencional, así como intuiciones en torno a temas (filosóficos, teológicos, etc.) que no son objeto de sus investigaciones académicas, pero sí de sus inquietudes, digamos, «existenciales».

  • Violencia y monoteísmo

    Jan Assmann Violencia y monoteísmo

    Introducción de Lluís Duch. Traducción de Mayka Lahoz

    Los tiempos en que se podía interpretar la religión como el opio del pueblo han terminado. Hoy, la religión se presenta más bien como la dinamita del pueblo. Tanto en Oriente como en Occidente, grupos opuestos recurren a la religión cuando se trata de forjar imágenes de enemigos y de movilizar a las masas. En lugar de convertirse en la servidora de la política, la religión ganaría si se aprehendiera como un contrapoder frente a la política. Su fuerza debería apoyarse precisamente en el abandono de la violencia.

  • Libro de horas de Beirut

    Amador Vega Libro de horas de Beirut

    «Las sierras callan paulatinamente. Es sábado por la tarde y da comienzo la paz entre las milicias de trabajadores, se establece una tregua de dos días, el canto de los pájaros crece y los templos se preparan para las celebraciones. Los obreros de enfrente vestirán sus camisas y pantalones desproporcionadamente grandes, sacarán sillones desvencijados a la planta baja de la obra en la que viven, oiré sus risas y su ir y venir por la calle delante de las cristaleras de colores de mi casa otomana que tanto me gusta.»

  • El hinduismo

    Swami Satyananda Saraswati El hinduismo

    Traducción de Carla Ros

    El hinduismo es la tradición espiritual y metafísica, aún viva, más antigua de la Tierra. No depende de ningún mesías ni profeta, ni de la historicidad de persona alguna. Tampoco depende de un único libro sagrado (a pesar del respeto que se les otorga a los Vedas), ni de una única doctrina o dogma, ni de un único culto, práctica o camino; ni tan solo depende de una sola forma de entender la Realidad.

Las respuestas institucionales a las preguntas religiosas han entrado en crisis. Sin embargo, las preguntas no están en crisis. Nos hacemos preguntas, hoy como ayer. Pero ya no hay respuestas tranquilizadoras. Todos somos buscadores.

Por esto, ahora que ya no aceptamos las respuestas prefijadas, pero continuamos haciéndonos preguntas, el ensayo se hace más necesario que nunca. Porque ya no dejamos que piensen por nosotros, que investiguen por nosotros, que lean por nosotros. La búsqueda nos pertenece. Es nuestra. Sabemos leer. Indagar. Buscar. No aceptamos respuestas cerradas, pero sí que queremos ideas, pensamientos, criterios, tanteos.

¿Pensamiento débil? No: pensamiento, simplemente. Las respuestas prefijadas no son ni pensamiento ni fortaleza, sino una invitación a la dimisión. No dimitimos de la facultad de pensar. Ni de buscar. Ni de vivir.