28/09/2016 Marià Corbí propone en 'El conocimiento silencioso' preservar la sabiduría de unas tradiciones religiosas obsoletas

Volver
RSS

 

Marià Corbí (Valencia, 1932) considera que las tradiciones religiosas son portadoras de un legado de sabiduría a preservar, de la misma forma que las copas son portadoras de vino. Las formas religiosas, nacidas en contextos muy distintos a los de nuestras sociedades postindustriales y de innovación continua, tienen que ser abandonadas, pero no su legado de sabiduría. Corbí ha dedicado su vida a estudiar la distinción entre formas religiosas caducas y contenidos sapienciales a preservar.

Por primera vez, un solo volumen agrupa lo esencial de las intuiciones del epistemólogo Marià Corbí, impulsor y director del Centro de Estudios de las Tradiciones de Sabiduría (CETR), con sede en Barcelona, sobre lo que él cree que hay que salvar del universo de las religiones en un mundo inevitablemente posreligioso.

El conocimiento silencioso es una cuidada selección de textos de Corbí realizada por Teresa Guardans, colaboradora de Corbí y máxima conocedora de su obra, a la que dedicó su tesis doctoral. Guardans ha reunido en la obra una selección de los mejores textos de Corbí, debidamente contextualizados y enlazados de forma que el libro se lee como un texto unitario a pesar del origen diverso de los capítulos que incluye. Cierra el volumen en forma de apéndice un diálogo entre Corbí y Guardans sobre las grandes líneas de investigación del primero.

Corbí es un investigador muy valorado en España y América, y es autor de una vasta bibliografía. Con El conocimiento silenciosoCorbí pretende divulgar sus grandes intuiciones entre los lectores no familiarizados con su obra.

Marià Corbí se propone dar una fundamentación laica, sin creencias ni religiones, a lo que nuestros antepasados llamaron espiritualidad y que él prefiere denominar sabiduría o cualidad humana profunda, ya que hablar de espiritualidad presupone una antropología basada en una contraposición entre cuerpo y espíritu, dualidad que Corbí rechaza.

El punto de partida de Corbí no es ni creyente ni religioso, sino antropológico, cultural y social. Su preocupación central es cómo concebir y favorecer hoy el cultivo de la sabiduría en un presente en el que las formas tradicionales de vivir las dimensiones hondas de la existencia han quedado desplazadas, así como las palabras que servían para hablar de esta posibilidad.

Las tradiciones religiosas son portadoras de un legado de sabiduría a preservar, de la misma forma que las copas son portadoras de vino. Lo importante es que unas copas obsoletas no nos dejen sin acceso al vino. Iniciarse en la vida espiritual es, según Corbí, aprender a discernir entre el vino y la copa.

Marià Corbí (Valencia, 1932) es doctor en filosofía y licenciado en teología. En 1999 impulsó la creación del Centro de Estudios de las Tradiciones de Sabiduría (CETR), con sede en Barcelona, que dirige desde entonces. Ha sido profesor de ESADE, de la Fundación Vidal y Barraquer y del Instituto de Teología Fundamental de Barcelona.

Durante su dilatada trayectoria investigadora, Corbí ha indagado sobre las consecuencias ideológicas y religiosas de las transformaciones generadas por el despliegue de las sociedades de innovación. Asimismo, ha estudiado a fondo  el lugar del silencio en el conocimiento humano, la naturaleza de la dimensión silenciosa del conocimiento, qué la caracteriza, cómo ubicarla en el escenario del conocimiento.

Entre sus numerosas publicaciones cabe destacar: Religión sin religión (PPC, 1996), El camino interior (Bronce) y Hacia una espiritualidad laica. Sin creencias, sin religiones, sin dioses (Herder, 2007). Una selección de sus textos hecha por Teresa Guardans ha sido publicada en el libro El conocimiento silencioso. Las raíces de la cualidad humana (Fragmenta, 2016).

Libros relacionados: