Adriana Cavarero

Inclinaciones

Crítica de la rectitud

Prólogo de Begonya Saez Tajafuerce. Traducción de Manuel Ignacio Moyano

La filosofía, el arte y la literatura han representado al ser humano o, mejor dicho, al hombre, como un ser vertical, derecho, erecto. Adriana Cavarero, una de las voces actuales más importantes del pensamiento occidental feminista junto a nombres como los de Judith Butler o Martha Nussbaum, reflexiona en este libro sobre las consecuencias y las relaciones de poder que implica el discurso de la rectitud. A lo largo de una serie de doce capítulos y unacoda en que pasa revista no solamente a varios filósofos sino también a representaciones artísticas y literarias diversas, la filósofa italiana cuestiona que la rectitud sea la postura propia del ser humano y defiende que esta postura ha tapado otra que nos es mucho más propia, la de la inclinación, que tradicionalmente el arte y la filosofía han reservado exclusivamente a la mujer. Cavarero plantea, pues, la subjetividad en términos de inclinación y verticalidad. Mientras que en el hombre recto y erecto se esconde un yo cerrado en sí mismo, autorreferencial y autosuficiente, en la inclinación se encuentra uno altruista, abierto al otro, sobre el cual se vuelca y no se cierra. En definitiva, se trata de una obra fundamental no solo para el pensamiento feminista moderno sino también para la filosofía occidental contemporánea.

A la venta el 7 de septiembre

Autora - Adriana Cavarero
Autora Adriana Cavarero

Adriana Cavarero (Bra, Piemonte, 1947) es una de las principales pensadoras del feminismo moderno europeo. Catedrática de filosofía política en la Universidad de Verona y profesora visitante en la Universidad de Nueva York, Cavarero ha sido una filósofa esencial en el desarrollo del pensamiento de la diferencia sexual como perspectiva teórica que debe deconstruir los textos de la filosofía occidental desde un punto de vista feminista, desde Platón hasta el pensamiento contemporáneo occidental, con especial interés por la obra de Hannah Arendt. De formación clásica, se dio a conocer internacionalmente con su obra Nonostante Platone (1990). Inclinazioni (2013), que Fragmenta publica en castellano en el 2022, ha sido traducida también al inglés y al catalán.

Autora - Begonya Saez Tajafuerce
Prólogo Begonya Saez Tajafuerce

Begonya Saez Tajafuerce es doctora en Filosofía por la Universidad Autónoma de Barcelona, ​​es profesora y coordinadora de estudios de Máster y Doctorado del Departamento de Filosofía en la misma universidad. Su investigación se centra en la definición y representación de la identidad. Forma parte del grupo de Investigación Cuerpo y Textualidad, que, desde una perspectiva interdisciplinaria, analiza el cuerpo como lugar para la identidad y la forma en que se inscriben el género, la etnia, la clase y la identidad sexual desde los discursos culturales. Ha editado el libro Cuerpo, memoria y representación: Adriana Cavarero y Judith Butler en diálogo (Icaria, 2014) y ha escrito el prólogo de Inclinaciones, de Adriana Cavarero (Fragmenta, 2022).

Foto: Bernat Millet.

Autor - Manuel Ignacio Moyano
Traducción Manuel Ignacio Moyano

Manuel Ignacio Moyano (Córdoba, Argentina – 1987). Es escritor y ensayista. Publicó La ciega (Taller Perronautas, 2021 – Novela), Giorgio Agamben. El uso de las imágenes (La Cebra, 2019 – Ensayo), Bonino. La lengua de la inocencia (Borde perdido, 2017 – Ensayo – Primera Mención Concurso de Ensayos Heterónimos de 2018) y Ética para nada (Lisboa Editorial, 2019 – Poemario). Escribió y dirigió las obras escénicas Ntolsvz Rlkenmt (2018) y Play. Preferiría no actuar (2015). Entre sus inéditos, se encuentran las novelas Anosmia destruye Buenos AiresEl juego del futuro. Fue becario residente de la Real Academia Española en Roma, donde escribió un ensayo literario sobre la vida y obra de J. Rodolfo Wilcock (Roma, abril-diciembre 2022). Ha realizado diversas traducciones del italiano al español y ha publicado textos sobre arte, filosofía contemporánea y política en diversas revistas.

Ha traducido Inclinaciones, de Adriana Cavarero, al castellano.